El 50% de los problemas de fertilidad están ligados al hombre

Al hablar de bebés no debe pensarse solo en los cuidados de una madre, sino también en los factores que un futuro padre debe tomar en cuenta antes de la procreación.

infertilidad masculina

Los cuidados preconcepcionales involucran a tres: la madre, el padre y a una vida que aún está por crearse.

El primer paso para lograrlo es cambiar la mentalidad de que un embarazo está enteramente ligado a la mujer.

En nuestra sociedad pensamos que la Fertilidad o los problemas de esta no involucran a los hombres, pero sí está ligado a ellos en un 50 por ciento. El hombre tiene que pensar que hay factores propios que influyen en la procreación.

En ese sentido se involucran genética, historial y estilo de vida, cuestiones sociales y psicológicas, entre otras, que merecen atención.

Hay también otros factores que afectan la Fertilidad masculina, por ejemplo, cuando alguien nace sin los testículos descendidos. Esto provoca un daño irreversible en las células que producen los espermas si no se hace una operación antes del año, ya que para que la Espermatogénesis suceda se necesita un grado centígrado menos del resto del cuerpo.

Otras condiciones que afectan la calidad del esperma son padecimientos como las paperas, ya que el virus de la parotiditis puede viajar a través del torrente sanguíneo hacia los testículos.

También hay que tomar en cuenta el factor genético y el historial médico de la familia del hombre y la mujer.

¿Qué hacer?

En primera instancia hay que visitar a un médico con mucho tiempo de anticipación a la procreación. Pueden ser especialistas como andrólogos, infectólogos, internistas o ginecólogos.

El cuidado preconcepcional inicia con la entrevista con el especialista. En los cuidados previos creamos pruebas de Fertilidad, entrevistamos, investigamos sobre su historia médica, antecedentes que pueden afectar la calidad espermática.

Más allá de estas evaluaciones, los expertos recomiendan mejorar los hábitos. Una persona que consume alcohol u otras sustancia, que fuma, que no hace ejercicio, que tiene obesidad, seguramente no tendrá un esperma de calidad que logre la fecundación; y si este, logra hacerlo, puede que termine en una pérdida de embarazo.

Otros factores ambientales como estar expuesto a radiaciones o sustancias químicas en el trabajo o en casa también tienen un efecto negativo en la salud del futuro padre.

Un esperma requiere de 72 horas para ser funcional, por lo que conviene tener cuidados previos al menos tres meses antes de la fecundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>