Son muchos los factores que empujan a las mujeres a recurrir a la donación

El desarrollo científico ha dado paso con los años a una tendencia en alza: la fecundación artificial. Son muchos los factores que empujan a las mujeres a recurrir a gametos (espermatozoides y óvulos) externos para satisfacer su ilusión de convertirse en madre.

donacion-de-ovulos

La donación es un proceso laborioso que afecta, no solo a la futura madre, sino también a los donantes. El prototipo base suele ser estudiantes y universitarios que acuden la mayoría de veces a raíz del boca a boca por algún amigo que ya ha acudido. Lejos de las dudas que puedan surgir en torno a la calidad del gameto o incluso a la procedencia del mismo, los donantes se someten a una serie de pruebas de selección que pueden durar desde un mes y medio en el caso de la mujer, hasta seis meses en el caso del hombre.

Los requisitos son claros: la edad debe oscilar entre los 18 y los 35 años, se realizarán entrevistas médicas que descarten enfermedades familiares hereditarias, entrevistas psicológicas por si existiesen enfermedades psicopatológicas, análisis de sangre e incluso un test de compatibilidad genética para minimizar el riesgo de aparición de una larga lista de enfermedades congénitas con más de 15,000 mutaciones. Para la mujer donante incluso se complica más: durante aproximadamente 12 días debe someterse a pinchazos diarios con el fin de hacer crecer sus propios óvulos. Estos últimos serán extraídos a través de una intervención de 10 minutos.

Se trata de un procedimiento extenso en el que se descartan a muchos de los voluntarios : De cada 100 mujeres que acuden solo el 30% acaban siendo donantes. En definitiva, se trata de una transacción económica, en la que alguien cede una parte de sí mismo y la clínica le compensa por ello. Para las donaciones de Semen, la cuantía suele rondar los 50 euros, mientras que para las mujeres puede llegar a a alcanzar una cifra entre los 800 y 1,000 euros. No obstante, las donaciones no son ilimitadas.

Hay países como España que de acuedo a La ley de Reproducción Asistida establece que el número máximo de hijos nacidos a partir de un mismo donante no deberá ser superior a seis. Es decir, que en el momento en el que un mismo donante, ya sea de esperma o de óvulos, haya conseguido gracias a sus donaciones, traer al mundo a seis niños, ya no podrá volver a donar.

La congelación y la técnica de Vitrificación de ovocitos son los dos mecanismos que garantizan la conservación de los Gametos. Unas técnicas que los expertos valoran positivamente y asegura que gracias a ellas el banco de donaciones puede ofrecer sus servicios “sin lista de espera”.

El anonimato es una condición indispensable. Ningún dato del donante podrá ser revelado al receptor y viceversa. Además, la futura madre no podrá elegir a su antojo los rasgos del bebé. Será la clínica la encargada de adjudicar a cada receptor un donante cuyas características físicas se asemejen lo máximo posible a las suyas: ojos, pelo, grupo sanguíneo, altura, raza y complexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>